Los Mallos de Riglos, el cielo de Huesca

El curso del río Gállego gira y aparecen. Su perfil se acerca conforme avanzas y descubres por qué los Mallos de Riglos son una de las ...

Los Mallos de Riglos, el cielo de Huesca

El curso del río Gállego gira y aparecen. Su perfil se acerca conforme avanzas y descubres por qué los Mallos de Riglos son una de las imágenes características de la provincia aragonesa de Huesca. Sus paredes de hasta 275 metros de altura, sus curiosas formas, su llamativo color... te lo explican.



El perfil de los Mallos de Riglos, la primera vista del cielo de Huesca

El color entre rojizo y anaranjado de estas impresionantes formaciones rocosas, que les proporcionan el hierro y la arcilla y que contrasta con el verde de la vegetación que las rodea, me recuerda a las Médulas de León. Si bien estas son el resultado de la acción del hombre en el medio natural, los Mallos de Riglos nacen de la propia evolución de la naturaleza; en concreto, debido a procesos geológicos como la formación de la cordillera pirenaica y la erosión de morrenas glaciares, que se produjeron hace millones de años.



Los Mallos de Riglos, el cielo de Huesca

Los expertos clasifican los mallos en tres grupos: grandes, pequeños o chicos, por su tamaño, y los fils, que significa “hilos" en aragonés, por la disposición de sus capas en horizontal.

Además, cada mallo tiene un nombre propio, que responde a su color (Colorado, Agua Roja), a su forma (el Puro, la Visera) o al nombre de algunas casas de Riglos (Firé, Pisón); o constituye un homenaje a determinadas y significadas personas, como los escaladores Melchor Frechín y Ernest Mallafré, o el político aragonés Luis Gómez Laguna.



A la izquierda, el Puro del Mallo Pisón

Es bastante probable que te encuentres con algún escalador. Esos casi 300 metros de altura de los mallos han atraído, desde el primer tercio del siglo XX, a multitud de amantes de este deporte, que han ido abriendo vías y enseñando el camino a los siguientes.

Si la escalada no es lo tuyo, como es mi caso, existen otros caminos en Riglos y su entorno:

. Vuelta a los Mallos de Riglos.


Inicio de la vuelta a los Mallos de RiglosEl conocido como Camino del cielo es un sendero circular, de 5,5 km de longitud, que permite rodear los Mallos y que te ofrece unas estupendas vistas gracias a sus cuatro miradores.

Consulta el recorrido en la página web de turismo de la Comarca de la Hoya de Huesca.


. Camino Natural de la Hoya de Huesca.
Si la vuelta a los Mallos se te queda corta, siempre puedes hacer, con tiempo, el Camino Natural de la Hoya de Huesca: 132 km para descubrir las poblaciones, los monumentos y los espacios naturales de la parte norte de la Comarca de la Hoya de Huesca.

. Vías ferratas.
La práctica de las vías ferratas es otra posibilidad en auge en la zona, donde se han equipado seis vías, entre ellas, una en los Mallos de Riglos, que sube por el paredón a la derecha de la Peña San Justo, hacia el Mirador de los Buitres.

Curiosidades
. El término mallos es el vocablo aragonés con el que se denomina una formación geológica vertical que está, o aparenta estar, exenta.

. Los Mallos de Riglos son, probablemente, los más conocidos, pero hay muchos más, como los de Agüero, Murillo de Gállego o el Salto de Roldán.

. En Riglos se cuentan alrededor de 200 vías de escalada, la mayoría de alta dificultad.

. Los Mallos de Riglos, Agüero y Peña Rueba fueron declarados Monumento Natural por el Consejo de Gobierno de Aragón en noviembre de 2016.

. Al 
Premio Nobel Santiago Ramón y Cajal, hijo ilustre de Ayerbe, también le impresionó esta maravilla de la naturaleza y lo contó en su obra autobiográfica Recuerdos de mi vida: “No me cansaba de admirar los mil detalles pintorescos que los recodos del camino y cada altura, penosamente ganada, permitían descubrir. Entre otros accidentes del panorama, quedaron profundamente grabados en mi retina: los gigantes mallos de Riglos, semejantes a columnatas de un palacio de titanes (...)”. 

Situación
Los Mallos se hallan en la localidad que les da nombre, Riglos, a 45 kilómetros al noroeste de la ciudad de Huesca. Riglos es la capital del municipio prepirenaico de Las Peñas de Riglos, formado desde 1960 por las poblaciones de Ena, Centenero, Rasal, Salinas de Jaca, Santa María, Yeste, La Peña, Triste y Villalangua, además de Riglos.



Riglos

¿Cómo llegar?
A Riglos se accede por la carretera A-132 que une Puente la Reina de Jaca con Huesca. Entre las poblaciones de Ayerbe y Murillo de Gállego, un desvío señala la localidad a 8 km.



Cómo llegar a los Mallos de Riglos



0 comentarios: