Las cuevas de Urdax, la prehistoria navarra

El hombre prehistórico encontró refugio en las cuevas de Urdax, en las montañas pirenaicas de Navarra. Y nosotros, hoy, nos adentramo...


La cueva de Ikaburu, en el municipio navarro de Urdax

El hombre prehistórico encontró refugio en las cuevas de Urdax, en las montañas pirenaicas de Navarra. Y nosotros, hoy, nos adentramos en ellas para descubrir cómo el agua ha creado una maravilla como esta.

Tres son las grutas que forman las conocidas como las cuevas de Urdax (Urdazubi, en euskera), por el municipio navarro en el que se sitúan: Ikaburu, Berroberria y Alkerdi. Los expertos consideran que constituyen el yacimiento prehistórico del Paleolítico superior más importante de Navarra, afirmación que ha cobrado más sentido que nunca recientemente... Pero esa historia te la cuento más adelante.

La cueva de Ikaburu, tienda de recuerdos y artesanía, y merendero

La cueva de Ikaburu es la única en la que podrás entrar, gracias a una visita guiada de unos 40 minutos. El río Urtxuma (o Urtxume, según las fuentes) te acompañará, literal y figuradamente, en el recorrido por salas pobladas de estalactitas y estalagmitas. 


La cueva de Ikaburu, en el municipio navarro de Urdax


Una 'joven' estalagmita de... 3.000 añosSon la muestra de su trabajo constante porque es él, el río, el responsable de esas formas creadas a lo largo de miles de años. Una buena prueba es la estalagmita de esta imagen, que no tiene más que unos 3.000 años...

Cuentan que la gruta de Ikaburu, cuyo origen se ha fechado unos 14.000 años, fue descubierta por un pastor en 1808. No fue hasta la segunda mitad del siglo XX cuando comenzó su historia como recurso turístico, hasta alcanzar en la actualidad el reconocimiento que se merece.

La cueva de Ikaburu, en el municipio navarro de Urdax

Cuevas de Alkerdi y Berrobidea
Las cuevas de Alkerdi y Berrobidea fueron descubiertas más de un siglo después que la de Ikaburu, exactamente en 1930, por el espeleólogo francés Norbert Casteret.

Un molar, el primer resto humano de la Prehistoria navarraDurante el siglo XX se realizaron diversos estudios, tanto de los útiles y materiales encontrados en la cueva de Alkerdi como de los grabados de sus paredes. Entre los hallazgos, destaca un molar, pero no uno cualquiera: constituye el primer resto humano de la Prehistoria navarra, ya que se ha datado en el año 24.530 a.C. Lo podéis ver en el Museo de Navarra.

En cuanto a los grabados, los expertos han señalado que representan un bisonte, un ciervo y un caballo, y que pertenecen a la época Magdaleniense (Paleolítico superior), es decir, tienen alrededor de 13.000 años.

Pero el siglo XXI nos ha traído nuevos descubrimientos. En septiembre de 2016 un equipo formado por arqueólogos, espeleólogos y geólogos anunció que había encontrado otros 14 elementos de arte parietal paleolítico, restos de silex y 3 kilómetros de nuevas galerías en la que se ha denominado cueva de Alkerdi 2.

Entre las representaciones, la figura de un bisonte ha servido para fechar los grabados en la época Gravetiense (hace 28.000-20.000 años, en el Paleolítico Superior), lo que los convierte en las pinturas más antiguas descubiertas en Navarra. 

Así que el yacimiento prehistórico del Paleolítico superior más importante de Navarra se ha superado a sí mismo. Tal vez podamos disfrutar de sus futuros en el futuro...

Cómo ir
Desde Pamplona, toma la Nacional 121-A en dirección a Francia y, poco antes de Oronoz-Mugairi, accede a la Nacional 121-B que sigue hacia Elizondo. Pasado el puerto de Otsondo, solo tendrás que seguir las indicaciones a las cuevas de Urdax.

Se hallan a menos de 80 km de la capital navarra.

Las cuevas de Urdax, a menos de 80 km de Pamplona

Horario y precio
La cueva de Ikaburu, en el municipio navarro de UrdaxLa gruta de Ikaburu se puede visitar de martes a domingo. Consulta las horas establecidas para la visita guiada, y su precio, aquí. En la misma página, puedes también realizar una reserva, aunque, en principio, no suele haber problema de aforo.

Existe la posibilidad de comprar el Pass Urdax, un bono que incluye, además de la entrada a las cuevas, la visita a la exposición y al museo del Monasterio de Urdax.

Sendero de las cuevas
Detrás de la tienda de recuerdos y productos de artesanía local, una senda te lleva desde la cueva de Urdax a la de Zugarramurdi. Es el camino del pottok (una raza de caballos pequeños propia de la zona), que une estas dos cuevas también con la de Sara, en Francia.

El recorrido, de un total de 12 kilómetros y marcado con el dibujo de un pottok azul, cruza los caseríos, los prados y el bosque de la zona.

El camino del 'pottok', entre las cuevas de Urdax y Zugarramurdi


El camino del 'pottok', entre las cuevas de Urdax y Zugarramurdi


0 comentarios: