El Perito Moreno, el glaciar más famoso de Argentina

El glaciar Perito Moreno fue la primera parada en  Argentina  en nuestro  viaje por el Cono Sur . Desde Puerto Natales (Chile) pusim...

El Perito Moreno, el glaciar más conocido del mundo

El glaciar Perito Moreno fue la primera parada en Argentina en nuestro viaje por el Cono Sur. Desde Puerto Natales (Chile) pusimos rumbo a El Calafate, ciudad situada en la región de la Patagonia, en la provincia de Santa Cruz, y puerta al glaciar más famoso del país y, me atrevería a decir, del mundo entero.

La lengua del glaciar, sin fin

El glaciar Perito Moreno se halla en el Parque Nacional Los Glaciares, que ocupa una superficie de más de 700.000 hectáreas en el sudoeste de la provincia argentina de Santa Cruz.

Como su nombre indica, son más de uno los glaciares que protege este Parque y que se originan en el conocido como Campo de Hielo Patagónico: nada menos que 47 glaciares.

Y, entonces, ¿qué ha hecho destacar entre todos al Perito Moreno? Sus famosas rupturas. Este glaciar, en la zona sur del Parque, está en continuo movimiento, lo que le hace avanzar y retroceder, y provoca al mismo tiempo desprendimientos que todo turista que se precie espera ansioso. 

Su belleza, además, le valió ser declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en el año 1981.

Las huellas de pequeños desprendimientos del glaciar Perito Moreno, en el Lago Argentino

Cómo ir
En la terminal de autobuses de El Calafate (en la calle Julio Argentino Roca, s/n) encontrarás todas las compañías que te llevan hasta el Perito Moreno.

Nosotros elegimos la compañía Cal-tur, que te recomiendo porque permite, si tu visita es de un día, volver más tarde que los demás y, así, permanecer más tiempo en el glaciar. Cuando fuimos, era también la única compañía que hacía el trayecto por la tarde.

Acceso
El autobús paró a la entrada del Parque, donde nos cobraron 100 pesos argentinos, y, ya en la Península Magallanes, seguimos bordeando el Brazo Rico del Lago Argentino, mientras iba apareciendo el glaciar a lo lejos.

Qué hacer 

El autobús regular nos sorprendió con una parada, que desconocíamos que haría, para una navegación opcional por este lateral del glaciar (90 pesos). Y la aprovechamos.

Nos hicieron sentar formales y un “fotógrafo profesional”, como se definió a sí mismo, nos dio algunos consejos, como que hiciéramos las fotos con flash para que las caras no salieran muy oscuras... Nos dijeron que podríamos salir a cubierta cuando nos dieran las instrucciones de seguridad, pero nada más empezó a hablar la azafata por el micrófono, la gente echó a correr para asegurarse un buen sitio desde el que ver el Perito. Aunque éramos demasiados, todos nos portamos amablemente, en general, y nos turnábamos para sacar una foto en los mejores sitios.


El barco te permite contemplar el glaciar desde una corta distancia

Al regresar, el autobús nos esperaba para llevarnos hasta el Centro de Visitantes y unas pasarelas que te permiten contemplar los 5 kilómetros de ancho y los 60 metros de alto que llega a alcanzar el frente del glaciar, sobre el Canal de los Témpanos. 


El frente del glaciar Perito Moreno

Cuatro horas fuimos de un lado a otro, disfrutando del glaciar, jugando a ver quién conseguía la mejor foto de una rotura de hielo. No fue todo lo espectacular que nos hubiera gustado, pero es lo que sucedió.


De El Calafate a Buenos Aires
Al día siguiente de disfrutar del Perito Moreno, volamos a Buenos Aires. Una buena opción para ir al aeropuerto es el servicio de autobús de Vespatagonia por 40 pesos argentinos. Puedes reservarlo por correo electrónico.

Otra cosa, para que no te pille por sorpresa: el aeropuerto de El Calafate es privado y se debe pagar una tasa más (5 dólares por uso de la terminal) antes de volar.

* Los precios corresponden a finales de 2012 y principios de 2013, cuando hicimos el viaje, pero te pueden servir como referencia.

0 comentarios: