El claustro de la catedral de Pamplona, al detalle

¿Te imaginas ver, frente a frente, los capiteles, las gárgolas o incluso las claves de bóveda del claustro de la catedral de Pamplona? ...

El claustro de la catedral de Pamplona, al detalle

¿Te imaginas ver, frente a frente, los capiteles, las gárgolas o incluso las claves de bóveda del claustro de la catedral de Pamplona? Seguro que, como yo, en más de un viaje has sufrido la decepción de no poder acceder a un monumento porque lo estaban restaurando. En el caso de la restauración de la catedral de Pamplona se ha conseguido darle la vuelta: la visita a las obras te permite contemplar detalles que, de otro modo, sería imposible.

El actual claustro de la catedral de Pamplona se empezó a construir en estilo gótico a finales del siglo XIII, en el lugar en el que antes se levantaba uno románico; dicen los expertos que, junto con las dependencias de los canónigos, constituye uno de los conjuntos más hermosos y ricos de la arquitectura medieval europea.

También presume de ser uno de los claustros mejor conservados de Europa. Y para que lo continúe siendo, se han previsto varias actuaciones que pueden conocerse según se van realizando.

En el momento de mi visita, contemplé, ya finalizada, la restauración de la galería norte. Según nuestra guía, una profesional que nos explicó maravillosamente procesos difíciles de entender para los profanos, empezaron las obras por el lado norte. ¿Sabes por qué? Porque, a pesar de lo que muchos pensamos en un primer momento, era el más sencillo de acometer. ¿Que por qué?

El agua, enemigo del claustro

El mayor problema del deterioro del claustro de la catedral de Pamplona es el agua y lo es de tres formas:

. la lluvia, que daña más el ala sur porque proviene del norte y carece de protección ante ella y el frío viento norte (¿lo habías adivinado?);

. la condensación, provocada por la diferencia de temperatura entre el interior del edificio y el claustro, que se halla a la intemperie;

. la capiralidad, que suponía que el agua del suelo circulara por dentro de la piedra arenisca con la que está construido el claustro y la “deshiciera”.
Una primera intervención en el claustro de la catedral de Pamplona reconstruyó bajantes y canalones separados de la piedra

Una primera intervención, que reconstruyó bajantes y canalones separados de la piedra en 2015, ya ha mejorado la defensa de elementos como capiteles y pilares frente a la lluvia. Esta tuvo como prioridad la intervención sobre las cubiertas y el sistema de evacuación y recogida de aguas pluviales, con el fin de detener algunos de los principales causantes del deterioro y crear las condiciones adecuadas para realizar una actuación integral.

Disfruta, primero, de la vista general del claustro desde su jardín central, mientras la guía te sitúa en el tiempo y en la historia de la catedral de Pamplona. Lo mejor está por llegar.

El claustro, desde los andamios

Capitel de los caballeros, en el claustro de la catedral de Pamplona
Un primer piso te descubrirá preciosos capiteles, como el de los caballeros, en la galería, o el dedicado a una leyenda sobre el poeta romano Virgilio: dicen que se enamoró de una bella mujer (para algunos, Lucrecia, hija de un ilustre romano), y que trató varias veces, sin éxito, de conseguir una cita con ella; finalmente, accedió, con la condición de que se subiera a una canasta que ella alzaría hasta su ventana; cuando Virgilio se encontraba a mitad de la pared, lo dejó allí, para que todos lo vieran humillado al día siguiente.


Capitel del claustro de la catedral de Pamplona dedicado al poeta romano Virgilio

Las gárgolas te esperan un poco más arriba. Dos de las cinco gárgolas del ala norte son originales; las otras tres, junto con sus pináculos, han sido reconstruidas con las formas de una oveja y dos perros, propuesta del artista al que se encargó la reconstrucción.


Gárgola original del ala norte del claustro de la catedral de Pamplona


Gárgola reconstruida del ala norte del claustro de la catedral de Pamplona

En el ala este, se han mantenido en su estado las gárgolas de las que se conservaban una parte, aunque solo fuera el canalón por el que se desagua.

Accederás, después, hasta los pináculos, los gabletes o dos conjuntos escultóricos. Las figuras del conjunto de la Epifanía, realizadas por el escultor Jaques Perut en el siglo XIV, te sorprenderán, imagino, por sus ojos pintados, que se creen originales; el tercer rey, sin embargo, no parece pertenecer al conjunto, sino que se trata, según algunas opiniones, de una figura que trasladaron desde otro lugar. En cuanto a las esculturas del sepulcro de los Garro, se hallan en plena mesa de restauración, esperando el momento de volver al lugar para el que fueron realizadas.


Grupo escultórico de la Epifanía, en el claustro de la catedral de Pamplona

Y, finalmente, las claves de bóveda muestran, en el sobreclaustro, los meses del año, los vientos, los ríos del Paraíso...


Clave de bóveda, en el sobreclaustro de la catedral de Pamplona

Restauración, de 2015 a 2020
Una vez que se constató el enorme deterioro del claustro de la catedral de Santa María de Pamplona, a principios del siglo XXI, se inició un largo proceso de análisis y estudios de todo tipo dirigidos por la Institución Príncipe de Viana y el Instituto de Patrimonio Cultural de España.

Por fin, en 2015 comenzó la primera fase de restauración del claustro, que supuso intervenir en las cubiertas y el sistema de evacuación y recogida de aguas pluviales.

Las fases siguientes que, como ya te he contado, priorizaron el ala norte, han continuado con la galería este y se han alternado con otro tipo de trabajos, como la reposición de elementos de piedra dañados.

Se espera que la restauración finalice en el año 2020.

Visita a las obras
Desde junio de 2017, Patrimonio del Gobierno de Navarra organiza visitas gratuitas para conocer los trabajos de restauración del claustro de la catedral pamplonesa.

Estas visitas, que se celebran en función del progreso de la restauración, responden al proyecto de divulgación y difusión de las obras que se incluye en el convenio firmado por el Gobierno de Navarra, el Arzobispado de Pamplona y Tudela, la Obra Social 'la Caixa' y la Fundación Caja Navarra, en mayo de 2016, y gracias al cual se desarrollan las obras.


La visita al claustro de la catedral de Pamplona se inicia en la calle Dormitalería, frente al número 26

En este momento, terminada la intervención en el ángulo sureste del claustro,  se ha organizado una nueva oportunidad de verlo como nunca lo hubieras imaginado. Consulta el nuevo programa de visitas durante los meses de mayo, junio y julio de 2018 en el siguiente enlace: visitas.fcpatrimoniodenavarra.com

Elige un domingo, elige una hora (a las 10, a las 11 o a las 12 horas) y disfruta de esta oportunidad. No te arrepentirás, estoy segura.

0 comentarios: