Iznájar, la villa 'península'

Iznájar, villa cordobesa situada a 25 km al sur de Priego, se alza sobre un cerro, dominando desde su castillo y su iglesia la vista ...


Iznájar, la villa cordobesa que domina el embalse del río Geníl desde un cerro

Iznájar, villa cordobesa situada a 25 km al sur de Priego, se alza sobre un cerro, dominando desde su castillo y su iglesia la vista del pantano del río Genil, conocido como el lago de Andalucía. La construcción de este embalse provocó que gran parte del término municipal quedara sumergido bajo las aguas y que la villa se convirtiera en atalaya de una península.

Su nombre, Iznájar, procede de Hisn Ashar, denominación que los árabes dieron al castillo que construyeron aquí en la Edad Media, una vez descubierta su privilegiada situación. Aunque tradicionalmente se ha considerado que su núcleo primitivo, situado al nordeste del conjunto fortificado, data de mediados del siglo VIII, el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico señala que los últimos trabajos de investigación lo fechan en el siglo XII. 



Subida al castillo de Iznájar
Todas las fuentes consultadas coinciden en que el castillo sufrió sucesivas reformas a lo largo de los siglos y que fue en el XVIII cuando se acondicionó como vivienda del administrador del duque de Sesa, función que cumpliría hasta principios del siglo XX. Finalmente, en 1991 fue adquirido por el Ayuntamiento de Iznájar.

En la actualidad, aunque se halla bastante deteriorada, la fortaleza conserva cuatro torreones: la torre adosada al cuerpo primitivo, que hacía la función de puerta en recodo, un sistema defensivo típicamente árabe; la Torre del Homenaje, la mejor conservada y considerada el elemento más representativo del conjunto; la torre noroeste, que funcionaba como torre de flanqueo, y la torre sureste, que muestra dos estructuras adosadas por el vértice.

Junto al castillo, se encuentra la Iglesia de Santiago Apóstol, construida entre los siglos XVI y XVII. Ejemplo de arquitectura renacentista de la provincia de Córdoba, se ha documentado la participación de maestros como Hernán Ruiz II, hijo y padre de arquitectos andaluces, que ayudó, por ejemplo, a transformar la mezquita de Córdoba en catedral.

La Iglesia de Santiago Apóstol, desde el antiguo pósito local

Restos de la iglesia múdejar, de menor altura y a los pies del templo, alargan su única nave, con la que se conectan mediante un arco de medio punto. Destacan, en el interior de la iglesia, la sacristía renacentista, situada bajo la torre y a la que se accede por una portada de estilo manierista, o el retablo barroco del altar mayor.


En la plaza del castillo, otro edificio llama la atención. Se trata del antiguo pósito local, es decir, el lugar en el que se guardaban los cereales, normalmente trigo, y que se ha reconvertido en Biblioteca pública municipal.

Dentro del recinto amurallado que protegía la villa en el siglo XI, junto al castillo y la iglesia, descubriremos también el Patio de las comedias, una pequeña plaza cuyo nombre responde a la actividad de la que era escenario, las representaciones teatrales. Sus macetas azules, sus flores, la torre de San Rafael y su mirador con vistas al embalse aconsejan no perdérsela en el paseo por Iznájar.



Patio de las comedias, una pequeña plaza, antiguo escenario de representaciones teatrales

Pero no es este el único de los miradores desde los que disfrutarás de las vistas del conocido como lago de Andalucía, sino que puedes elegir entre varios: el de la Plaza Nueva, Cruz de San Pedro, Las Peñas, Las Tres Cruces o Las Canteras.



Miradores al 'lago de Andalucía'

Otros lugares de interés

Casa de las columnas. La portada de esta casa es lo más destacado de un edificio del siglo XVIII donde se alojaba la antigua administración, entonces en manos de los Condes de Albi. En la fachada, destacan los escudos de armas de los Salazar y la reja central.

Ermita de la Virgen de la Piedad o de la Antigua. Fechada en el siglo XVII, destaca por un camarín (una capilla pequeña) de estilo barroco, que acoge la imagen de esta virgen, patrona del pueblo.

Museo de los aperos de labranza. Inaugurado en 1996, recrea la vida en los cortijos y el trabajo en el campo.



0 comentarios: