Mesa de los Tres Reyes, el techo navarro

La Mesa de los Tres Reyes, el techo de Navarra, se reparte entre tres antiguos reinos, Navarra, Aragón y Bearne (en Francia), lo que ...


Vistas desde la Mesa de los Tres Reyes

La Mesa de los Tres Reyes, el techo de Navarra, se reparte entre tres antiguos reinos, Navarra, Aragón y Bearne (en Francia), lo que explica su nombre. Situado en un ramal del Macizo de Larra, en los Pirineos, ascendemos sus 2.444 metros de altura desde el refugio de Linza, en el valle aragonés de Ansó.

Al fondo, el refugio de Linza y su aparcamiento

El refugio de Linza se encuentra a unos 20 kilómetros de Isaba, localidad navarra del valle del Roncal. Del aparcamiento del refugio (1.330 m) sale un camino que sube lentamente hasta el collado de Linza (1.936 m), desde donde se observa por primera vez la Mesa de los Tres Reyes. En este punto, además de esta ruta, se puede elegir la que asciende al Petrechema, un pico de 2.365 metros, mirador privilegiado de las Agujas de Ansabère, monolitos de piedra de unos 300 metros de altura y reto para muchos escaladores.

A la derecha, las Agujas de Ansabère y el Petrechema

El camino a la Mesa desciende, hacia la izquierda, hasta una depresión conocida como la Hoya de La Solana (1.823 m), pasa por una pequeña cabaña que deja a su derecha, y vuelve a subir por unos contrafuertes rocosos hasta un nuevo collado (2.114 m).

Llanearemos después por terreno kárstico y, tras una nueva bajada, volveremos a subir para alcanzar un último collado: el collado de la Mesa (2.305 m) marca el inicio del tramo final, una pronunciada pendiente con piedras sueltas en la que no hay que perder de vista los hitos.


El exigente tramo final de la Mesa de los Tres Reyes

En la cima encontraremos una imagen de San Francisco Javier, patrón de Navarra, y una maqueta del castillo de Javier.


En la cima de la Mesa de los Tres Reyes





0 comentarios: