La bella y monumental Estella

La monumental Estella, en Navarra, es conocida como la Toledo del norte, por sus palacios, casas señoriales, iglesias o conventos, o c...

San Pedro de la Rúa

La monumental Estella, en Navarra, es conocida como la Toledo del norte, por sus palacios, casas señoriales, iglesias o conventos, o como la ciudad del Ega, por el río que atraviesa su casco antiguo. Parada y fonda de muchos peregrinos a Santiago de Compostela, conserva el encanto de quienes la consideraron digna de llamarla “Estella la bella”.

Su patrimonio monumental convierte esta ciudad navarra, a 44 kilómetros de Pamplona, en una parada obligada. “Estella la bella”, como se la denominaba en el siglo XV, vivió su máximo esplendor en los siglos XII y XIII, época a la que pertenecen los monumentos que no te puedes perder en tu visita.



El claustro de la iglesia de San Pedro de la Rúa

La iglesia de San Pedro de la Rúa, iglesia mayor de Estella

. La iglesia de San Pedro de la Rúa destaca, especialmente, por su claustro del siglo XII, considerado uno de los conjuntos más bellos del románico navarro; fechado en torno a 1170, sólo conserva las galerías norte y oeste.

Aquí fue enterrado, en el siglo XIII, el obispo de la ciudad griega de Patras, quien, según la tradición, murió cuando intentaba llevar a Santiago de Compostela unos restos del apóstol Andrés, mártir al ser crucificado en una cruz en forma de aspa en aquella ciudad. En la actualidad, San Andrés es copatrón de la ciudad, junto con la Virgen del Puy.


Si llegas a la iglesia por la calle San Nicolás, te impresionarán las escaleras empinadas que llevan hasta una portada preciosa, del siglo XIII, de arcos lobulados de influencia árabe y muy decorada; y la torre fortaleza, una torre de planta rectangular, que se alza a su lado.

En su interior, destacan varias piezas de arte, entre las que se encuentran una virgen románica de Belén o una pila bautismal del siglo XIII. 

. La iglesia de San Miguel, situada sobre una pendiente rocosa que se conoce como “La Mota”, empezó a construirse a finales del siglo XII.

De esta época datan la cabecera, compuesta por tres ábsides románicos, y su portada norte, con uno de los conjuntos escultóricos más representativos del románico tardío. En su tímpano se halla representado el Pantocrátor, rodeado por los símbolos de los cuatro evangelistas, la Virgen y San Juan como intercesores en el momento del Juicio.


Dedica tiempo a contemplar las distintas figuras que pueblan la portada. Animales, reales y mitológicos, ángeles, profetas o santos, sirven al autor para narrar diversos pasajes religiosos. 

Portada norte de la iglesia de San Miguel

. La iglesia del Santo Sepulcro, iniciada también en el siglo XII, tiene en la portada que mira a la antigua Rúa de los Peregrinos una de las mejores muestras de escultura gótica de Navarra (s. XIV).

En ella, encontramos diversas escenas de la vida y muerte de Jesús, custodiadas a ambos lados por las estatuas de Santiago y de un obispo, junto a las jambas de la portada, y por los apóstoles, en los muros laterales.


La iglesia del Santo Sepulcro

. La iglesia más antigua de la ciudad es San Pedro de Lizarra. A pesar de estar en ruinas, merece acercarse a contemplar la estela romana que tiene adosada en el muro sur. El templo se encuentra en la confluencia de las calles Lizarra y Guesálaz.

. El Palacio de los Reyes de Navarra, o Palacio de los Duques de Granada de Ega, es el único edificio románico de carácter civil que existe en Navarra. 

Construido en el último tercio del siglo XII frente a la iglesia de San Pedro de la Rúa, destaca por una magnífica fachada, pero especialmente, por uno de sus dos capiteles historiados, el situado en la columna que da a la plaza de San Martín, y que representa la lucha de Roldán y el gigante Ferragut, entre el famoso caballero de Carlomagno, rey de los francos, y un gigante moro.

Declarado Monumento Nacional en 1931, alberga en la actualidad el Museo Gustavo de Maeztu, dedicado al pintor Gustavo de Maeztu y Whitney, que nació en Vitoria (1887-1947) y vivió en Estella desde 1936 hasta su muerte.


El Palacio de los Reyes de Navarra

Al final de la calle San Nicolás, donde se sitúa este palacio, se halla la única puerta de entrada a la ciudad medieval que se conserva, el Portal de Castilla

Portal medieval de Castilla

Otros lugares de interés
. Sobre la iglesia del Santo Sepulcro, se elevan el convento gótico de Santo Domingo, residencia geriátrica en la actualidad, y la iglesia de Santa María Jus del Castillo, que se cree que se construyó sobre una sinagoga judía y ha sido declarada monumento histórico artístico.

. La basílica de Nuestra Señora del Puy, copatrona de la localidad, se construyó sobre un alto donde la leyenda cuenta que se apareció una imagen de la Virgen. Este edificio moderno de estilo neogótico fue diseñado por el arquitecto navarro Víctor Eúsa y construido entre 1929 y 1951.

. Pasea por las calles de la bella Estella y descubrirás palacetes y casonas, como el Palacio de los San Cristobal, palacio plateresco del siglo XVI convertido en la Casa de Cultura Fray Diego, o el palacio del Gobernador (XVII).

. Por último, el puente de San Martín o del Azucarero; el de San Agustín o puente picudo, y el actual Juzgado, Ayuntamiento entre los siglos XIV y XIX, son otros ejemplos de arquitectura civil de la ciudad.



0 comentarios: