9 consejos para los 9 días de San Fermín

Si viajas a Pamplona por San Fermín, te esperan 9 días de fiesta y de mucho más. Cada 6 de julio, a las 12 en punto, el chupinazo m...


Frente al ayuntamiento de Pamplona, con el pañuelico sanferminero

Si viajas a Pamplona por San Fermín, te esperan 9 días de fiesta y de mucho más. Cada 6 de julio, a las 12 en punto, el chupinazo más conocido del mundo inaugura las más de 450 actividades que alegrarán una ciudad que ha esperado pacientemente el final de una particular cuenta atrás, la que comienza a las 12 p.m. de cada 14 de julio.

Estas son las 9 propuestas que harán que te lleves un buen recuerdo de tu visita a Pamplona.

1. Encierro. Del 7 al 14 de julio, a las 8 horas, los astados que protagonizarán la corrida de esa misma tarde corren la distancia que separa los corralillos de Santo Domingo de la plaza de toros.
Normas del encierro de San Fermín

El encierro es, probablemente, el acto de San Fermín que consigue que madrugue hasta el más fiestero para verlo, sobre todo, si lo quiere disfrutar en el propio recorrido.

Si lo que quieres es correr el encierro, lee las recomendaciones del Ayuntamiento de Pamplona.


El encierro, a su paso por la Plaza del ayuntamiento y la calle Mercaderes

2. Gigantes y cabezudos. El 6 de julio, a las 17 horas, la Comparsa de los Gigantes y Cabezudos sale a las calles de la capital navarra desde la estación de autobuses, donde permanecen entre unas fiestas y las siguientes. Desde el 7 de julio y hasta el mismo 14, además, puedes ver la comparsa a las 9.30 horas, que parte bien del Palacio Ezpeleta, en la calle Mayor, bien de la estación de autobuses, en la avenida Yanguas y Miranda. Comprueba el recorrido en el programa que cada año actualiza el Ayuntamiento de Pamplona.

Se trata de 4 parejas de gigantes que representan 4 continentes: Europa, África, América y Asia. Cabezudos, kilikis y zaldikos completan la comparsa que recorre la ciudad, bailando unos, caminando otros y pegando los más traviesos, al ritmo de gaiteros y txistularis.

La despedida de la comparsa es uno de los momentos más emotivos de las fiestas, como se suele decir, para niños y mayores, que tiene lugar el 14 de julio, a las 14 horas, en la Plaza del ayuntamiento.

La despedida de los gigantes, en la Plaza del ayuntamiento pamplonés

3. Procesión de San Fermín. Los sanfermines tienen también un carácter religioso, porque honran la figura de San Fermín, copatrono de Navarra junto a San Francisco Javier.

El momento más importante de este homenaje al santo se produce el 7 de julio, cuando a las 10 de la mañana, la Corporación municipal se dirige desde el ayuntamiento a la Catedral, donde recogen al Cabildo para ir juntos a la Capilla de San Fermín y salir en procesión por el casco viejo de la ciudad.

En ese recorrido (calles San Lorenzo, Rincón de la Aduana, San Antón, Zapatería y Calceteros, Plaza Consistorial y calles San Saturnino y Mayor), los pamploneses dedican al santo momenticos como el de la Coral Santiago de la Chantrea (un barrio pamplonés), que canta la jota “Al Glorioso San Fermín”, en la plaza del Consejo.


La Procesión de San Fermín, en la calle Jarauta de Pamplona

4. Espectáculos de calle. San Fermín es fiesta en la calle. Encontrarás espectáculos de todo tipo, tanto en el casco viejo, como en el segundo ensanche de la ciudad: bandas de música que salen a las 12 de la mañana, desde el Frontón de Labrit o la estación de autobuses, entre otros puntos; deporte rural, con campeonatos como el de tronza o el de levantamiento de yunque, en la plaza de los Fueros; bailables de txistu y gaita, todos los días a las 21 horas, en la plaza del Castillo; teatro de calle, en la avenida peatonal Carlos III…

Y sin olvidar las actuaciones y espectáculos infantiles que tienen lugar en la plaza Conde de Rodezno.

Espectáculo infantil en la calle durante los sanfermines

5. Corrida de toros. La Casa de Misericordia se encarga de organizar las corridas de toros y todo lo relacionado con los espectáculos taurinos desde 1922.
Cartel de la Feria del Toro de 2015

La 'Meca', como se la conoce, es una institución creada en 1706 que acoge, generalmente, a personas mayores de 65 años y da prioridad a quienes tienen más dificultades económicas, gracias a los recursos que obtiene con tareas como la gestión de la Feria del Toro de Pamplona.

6. Fuegos artificiales. Nueve pirotecnias participan cada año en el Concurso Internacional de Fuegos Artificiales San Fermín. El primer premio, otorgado por un jurado de 4 personas que preside la persona encargada de la Concejalía de Educación y Cultura, consiste en unos 6.000 euros, además de una escultura-trofeo denominada ‘Meteoro’.

Tú también podrás dar tu opinión, a través de medios como la página del Ayuntamiento pamplonés.

Tienen lugar todos los días, a las 23 horas, en la Ciudadela (Avenida del Ejército, s/n), alrededor de la que se apostan autóctonos y extranjeros, alejándose de árboles altos o farolas encendidas, en busca de la mejor vista.

7. Conciertos. No hay prácticamente ningún estilo musical que se quede sin espacio en los sanfermines. Y para eso, Pamplona cuenta con múltiples escenarios, como la Plaza del Castillo, donde diferentes artistas actúan todos los días, a las 24 horas; la Plaza de los Fueros, que ofrece conciertos de grupos, artistas o DJ, preferiblemente locales, entre las 21.30 y las 22.30 horas, y bandas teloneras que dan paso a grupos más reconocidos a partir de las 23.30 horas.

8. El Struendo o Estruendo. No lo encontrarás en el programa oficial de las fiestas. Se celebra algún minuto antes de las 12 de la noche, un día entre semana, en los alrededores del ayuntamiento y de la Plaza del Castillo, por iniciativa de la peña El Estruendo de Iruña, que lo anuncia con el boca a boca.

Si quieres participar y tus oídos te lo permiten, hazte con un bombo, o una cacerola en su defecto, que deberás hacer sonar hasta llegar al pocico de San Cernin, porque se trata de hacer ruido y divertirse.

9. El Pobre de Mí. El 14 de julio, despedimos los sanfermines con el Pobre de Mí, a las 24 horas, en la plaza del ayuntamiento y las calles del casco viejo.

Con una vela y entonando un “Pobre de mí, pobre de mí, que se han acabado las fiestas de San Fermín”, empieza la cuenta atrás para los próximos sanfermines.

0 comentarios: