Santiago de Chile, inicio del viaje por el Cono Sur

El principio del viaje no lo decidimos nosotros, sino Travel Club … Habíamos pensado empezar en Buenos Aires la ruta por el Cono Su...


Santiago de Chile, desde el cerro de Santa Lucía

El principio del viaje no lo decidimos nosotros, sino Travel Club… Habíamos pensado empezar en Buenos Aires la ruta por el Cono Sur, pero cuando consultamos los vuelos a través de su página web, ya solo quedaba uno para las fechas aproximadas que barajábamos. A pesar de que el catálogo en papel informaba de vuelos únicamente hasta el mes de octubre, ya se podían canjear los puntos para final de año; de hecho, llegábamos tarde… Era el mes de julio.

Así que dos días más tarde solo encontramos un vuelo para Santiago de Chile. Y cambiamos el plan. Después de todo, ¡qué más daba! El orden de los factores…

Nochebuena, en el verano austral
En Chile se han puesto muy duros con lo que entras al país… Nos dieron una explicación. Por lo visto, son el primer país productor de salmón y hay quien señala a su competidor noruego como el que consiguió introducir unas huevas contaminadas que destruyó prácticamente el total de su producción. Y ahora no dejan entrar ni una manzana. Doy fe.

No había más remedio que cambiar moneda en el aeropuerto, para poder tomar el autobús Centropuerto hasta la Estación Central. Una vez aquí, compramos de paso el billete a Puerto Montt, nuestro siguiente destino, y caminamos bajo el sol chileno de un 24 de diciembre hasta nuestro hotel, cerca de la estación (Terminal Alameda) desde la que viajaríamos al día siguiente.

Recorrido imprescindible por Santiago de Chile
Después de dejar las maletas en el hotel, el paseo por la avenida O’Higgins nos llevó hasta el Palacio de la Moneda, desde donde decidimos seguir el circuito a pie recomendado por la Lonely Planet: iglesia de San Francisco, Biblioteca Nacional, Teatro municipal, Plaza de Armas, Catedral, oficina principal de Correos, Museo Histórico Nacional y Municipalidad de Santiago, Museo de Santiago, iglesia y museo la Merced, Casa Manso de Velasco, Posada del Corregidor, Santo Domingo, ex Congreso Nacional, Tribunales de Justicia, Museo Chileno de Arte Precolombino y vuelta al Palacio de la Moneda.

Cansados para volver andando, subimos a un autobús urbano. No habíamos previsto que no admitían pago en efectivo y no teníamos la tarjeta que utilizan… En lugar de dejarnos en tierra, el conductor nos admitió gratis como regalo de Navidad.

Después, descubrimos que, para un solo día, era más barato comprar un billete de metro que de autobús, que al gasto de un bono de este había que sumar el de la propia tarjeta.

De izquierda a derecha, de arriba a abajo: Palacio de la Moneda, Iglesia de San Francisco, ex Congreso Nacional y la Catedral de Santiago

Caminando sin prisa por la capital chilena

Entrada al cerro de Santa Lucía


En la entrada del cerro de Santa Lucía nos abordó un chico, tal como anunciaba la guía, que se presentó como estudiante, nos dio unos poemas que decía “propios” y nos pidió una colaboración porque la enseñanza pública no existe apenas. Ficción o realidad, nunca lo sabremos. (En un apartado titulado 'Estafas', la guía señala textualmente: “Por los alrededores de Santa Lucía y la plaza de Armas tal vez alguien se le acerque a uno con papeles con poemas escritos y le cuente que no puede pagar sus estudios; casi seguro no se trata de estudiantes y los poemas no serán ni suyos”.)

La Gran Torre de Santiago
El resto del día lo dedicamos, simplemente, a caminar. Llegamos hasta un rascacielos en construcción que dominaba la ciudad desde cualquier lugar. Era el futuro “mayor Mall (centro comercial) de Sudamérica”, como rezaba la publicidad.

Cenamos en la estación de autobuses (Terminal Alamedapoco antes de subir al que nos llevaría a Puerto Montt. En ella, por cierto, pudimos comprar los billetes para viajar por el norte de Argentina. Prácticamente todo el viaje lo habíamos organizado desde casa gracias a Internet, salvo la compra de algunos billetes de autobús, ya que te exigían una tarjeta chilena para comprarlos.

Llegamos a Puerto Montt más de 12 horas después.

0 comentarios: